Inicio » 2016

Archivo Anual: 2016

La violencia machista en el cine

La violència masclista al cinema en pdf

La violencia machista en la literatura

La violència masclista a la literatura en pdf

Diez recomendaciones para mejorar la expresión escrita

cuadernillo-rubioTodos los años me hacen la misma pregunta: “¿Qué puedo hacer para escribir mejor?”. La respuesta no es secilla, aunque en caliente unas veces respondo “escribir más”, otras veces “leer más” o incluso variantes más complejas: “fijarte en lo que escribes”, “fijarte en lo que lees”… Hay un componente innato en el talento para escribir (y en las dificultades para hacerlo), pero el entrenamiento en la escritura es la mejor manera de mejorarla. Incluso los casos más difíciles mejoran con unas cuantas pautas y un entrenamiento eficaz. Uno de estos “casos difíciles” me motivó hace años a poner por escrito unos “Consejos para practicar la escritura en verano”. Era un alumno muy gracioso, de ahí el tono desenfadado de los consejos. Nunca supe si siguió las indicaciones y ,si fue así, si le funcionaron, pero tampoco me confirmó que no fueran últiles. Seguro que hoy en día es un estupendo podólogo que utiliza el corrector del editor de textos y escribe sin vacilar el complejo nombre de fármacos con muchas “x” y terminados en “eno”. Este es un homenaje a Néstor, y a todos los “néstores” que luchan denodadamente por mejorar su expresión.

(más…)

Redescubrir a Cervantes

Todo el mundo conoce el argumento de El Quijote, muchos podrían dibujar a sus protagonistas como si los hubieran visto alguna vez y hasta hay quien es capaz de recitar pasajes de memoria, al menos su proverbial comienzo: “En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…”. En cambio, se suele olvidar que Cervantes murió pensando que sería recordado por una novela de aventuras titulada Los trabajos de Persiles y Segismunda o que fue un dramaturgo frustrado a la sombra de Lope de Vega. Por ello, es nuestra intención recordar aquí que Cervantes es mucho más que el autor de El Quijote y que su vida tiene mucho de literatura y su literatura es un modo de explicar su vida.

(más…)

Concurso sobre Cervantes, Shakespeare y Ramon Llull

Shalespeare-Cervantes-LlullCon motivo del 4º centenario de la muerte de Cervantes y Shakespeare y del 7º centenario de la de Ramon Llull se van a celebrar en el centro diferentes actividades culturales durante la semana del 25 al 29 de abril (el día del libro, 23 de abril, que, por cierto, se estableció por la “coincidencia” en las muertes de Cervantes y Shkespaeare en 1616, cae en sábado). Una de ellas es un quiz en la Biblioteca del centro sobre estos tres escritores. Participarán dos alumnos/as de cada grupo de 4º ESO, 1º de bachilleraro y 2º de bachillerato. Para la selección de los participantes de los dos grupos de 1º bachillerato en los que imparto clase he preparado un breve cuestionario (cinco preguntas) sobre Cervantes. Se trata de una especie de (usando un símil futbolístico) “fase de clasificación”. La “final del mundial” es el quiz de la Biblioteca. Habrá premios, pero los motivso más importantes para participar son el ansia por conocer y el honor de ganar. Estará activo desde la publicación de esta antrada y se cerrará la participación a las 23:59 del jueves 21 de abril. Los ganadores serán los dos participantes que contesten correctamente las cinco preguntas en primer lugar. Evidentemente, las respuestas se pueden buscar por Internet. Es obligatorio participar en la fase de clasificación, pero sólo los más aplicados (y rápidos) representarán a la clase en la gran final. Sin más dilación, os dejo con el concurso, pero no olvidéis prepararos con la lectura de los siguientes enlaces sobe Cervantes y el Quijote:

Portal sobre Miguel de Cervantes

Cronología sobre Cervantes

Presentación en diapositivas sobre Cervantes y su obra

Portal sobre El Quijote

Y ahora sí. Pincha sobre el siguiente enlace para responder el cuestionario de clasificación:

Comenzar cuestionario Cervantes

 

 

 

Ilustración y Neoclasicismo

ILUSTRACIÓN

Cena de los filósofos filosofos-Jean Huber-1772. Aparecen Voltaire, Diderit, D'Alembert y Condorcet

Cena de los filósofos filosofos-Jean Huber-1772. Aparecen Voltaire, Diderit, D’Alembert y Condorcet

La Ilustración (del latín illustrare, ‘iluminar, sacar a la luz’) es un movimiento cultural fundamentalmente europeo del siglo XVIII que se basa en la confianza en el poder de la razón, que hará posible el progreso. Tiene un afán crítico constante, pues pretende iluminar con la razón el oscurantismo de épocas precedentes. Por este motivo, el siglo XVIII también es conocido como Siglo de las luces. Fue el filósofo alemán Immanuel Kant quien proporcionó el lema de este movimiento en su ensayo “¿Qué es la ilustración?” (1784): sapere aude, ‘atrévete a saber’. El ser humano alcanza la mayoría de edad intelectual cuando tiene el valor de servirse de su propia razón. Como movimiento reformista, la Ilustración pretende impulsar el progreso y la felicidad. La aplicación de la razón permitirá una mejora constante de la sociedad. Para ello es necesario emprender reformas de diferentes instituciones sociales y culturales. Los ilustrados, en oposición a las doctrinas teocéntricas medievales o la actitud pesimista barroca, creen que el hombre puede y debe disfrutar de este mundo, sin esperar a ser compensado en el otro. El utopismo ilustrado por el que se persigue la felicidad está relacionado con tres conceptos: el igualitarismo (todos nacemos iguales y libres por naturaleza: Rousseau postulaba que era la sociedad la que corrompía la bondad natural del ser humano; Locke opinaba que el ser humano es una tabla rasa que aprende a partir de la experiencia), el utilitarismo (el énfasis en la utilidad de los sistemas se puede resumir en la célebre frase de Jeremy Bentham: “la mayor felicidad para el mayor número de personas”) y el didactismo (la importancia de la educación de/en la sociedad y el énfasis en la enseñanza que se extrae del estudio y del arte).

(más…)

El teatro barroco

Teatro de Almagro

Teatro de Almagro

Las piezas dramáticas del Siglo de Oro se escribían para ser representadas y formaban parte de un espectáculo global, que podía incluir otros elementos (bailes, entremeses, etc.). A finales del siglo XVI y principios del XVII se crean los primeros teatros estables, relacionados en un principio con Cofradías u Hospitales. Anteriormente el teatro no disponía de un espacio fijo y exclusivo, sino que era itinerante: se hacía en la calle, en la puerta de las iglesias, etc. Los distintos tipos de lugar de representación del teatro barroco son 1) los corrales o patios entre viviendas (los principales eran el de la Cruz y el del Príncipe, en Madrid, pero también había en Sevilla o Valencia, por ejemplo), 2) la corte (las obras aquí representadas se caracterizaban por la fastuosidad de elementos escénicos), 3) los Colegios y Universidades y 4) los carros sobre los que se representan autos Sacramentales en las calles o plazas.

(más…)

La narrativa renacentista. La novela picaresca. El Lazarillo

El Lazarillo de Tormes visto por Goya

El Lazarillo de Tormes visto por Goya

Es útil clasificar la narrativa[1] renacentista atendiendo a la voluntad de los autores de reflejar la realidad o de crear una obra de ficción para evadirse de ella. La primera perspectiva es la narrativa realista; la segunda, la narrativa idealista. La narrativa idealista está compuesta por los siguientes subgéneros:

  • Narrativa de caballerías. La más famosa es Amadís de Gaula, de origen medieval y compuesta casi en su totalidad por Garci Rodríguez de Montalvo. Se publicó en 1508 y tuvo tal éxito que pronto surgieron continuaciones o nuevas sagas (como la de los Palmerines). Quizá el mejor libro de caballerías de la península es Tirant lo Blanc, del valenciano Joanot Martorell. Éstas eran las lecturas favoritas de Don Quijote.
  • Narrativa pastoril. Género típicamente renacentista, en el que se idealiza la vida en el campo: las obras se ubican en parajes naturales idílicos y serenos (locus amoenus), donde refinados pastores establecen platónicas relaciones amorosas. La obra castellana más famosa es La Diana (1559) de Jorge de Montemayor, claramente influida por La Arcadia del italiano Sannazzaro, texto que fija las pautas del género bucólico reactualizando los clásicos de Virgilio y Horacio. La literatura pastoril renacentista tiene también espléndidas manifestaciones líricas, como las Églogas de Garcilaso de la Vega.
  • Narrativa morisca. Este género renacentista, al igual que los llamados romances fronterizos o moriscos, narra, con mayor o menor fidelidad, sucesos históricos relativos a las luchas fronterizas entre moros y cristianos. Los personajes son un dechado de perfecciones, prototipo de belleza, nobleza y valor, cualidades que se exaltan en todo momento (por eso se habla de maurofilia). La novela morisca más famosa es Historia del Abencerraje.
  • Narrativa bizantina. El siglo XVI populariza, asimismo, una estructura de relato de aventuras que revive viejos esquemas narrativos desarrollados por autores de la antigüedad helénica y de la Edad Media. El esquema narrativo es siempre el mismo: 1) separación; 2) aventuras; 3) anagnórisis o reencuentro. A finales del siglo XVI Cervantes escribió una novela de este subgénero: Persiles y Segismunda.
  • Narrativa italianizante. Relatos breves que sirven de entretenimiento y que se basan (a veces se adaptan o refunden) obras italianas, sobre todo de Boccaccio (Decamerón). Esta narrativa breve seguirá dos direcciones: el cuento y la novela corta. El autor más representativo de esta tendencia es el valenciano Juan de Timoneda, cuya obra más conocida es El Patrañuelo (1565), un conjunto de narraciones breves a la manera de cuentos novelados, designadas como patrañas.

(más…)