Inicio » Lengua » Poemo

Poemo

Conversaciones en el Castillo

Archivo del Castillo

Me asomé a la balcona
y contemplé la ciela
poblada por los estrellos.
Sentí fría en mi caro,
me froté los monos
y me puse la abriga
y pensé: qué ideo,
qué ideo tan negro.
Diosa mía, exclamé:
qué oscuro es el nocho
y que sólo mi almo
y perdido entre las vientas
y entre las fuegas,
entre los rejos.
El vido nos traiciona,
mi cabezo se pierde,
qué triste el aventuro
de vivir. Y estuvo a punto
de tirarme a la vacía…
Qué poemo.
Y con lágrimas en las ojas
me metí en el camo.
A ver, pensé, si las sueñas
o los fantasmos
me centran la pensamienta
y olvido que la munda
no es como la vemos
y que todo es un farso
y que el vido es el muerto,
un tragedio.
Tras toda, nado.
Vivir. Morir:
qué mierdo.

Jesús Lizano

Podéis descargar el “poemo” y algunas actividades en pdf en POEMO


3 comentarios

  1. Marta dice:

    ¡Me encanta! Este hombre es genial, y este poema también:

    • ¡Hola, Marta! ¡Qué alegría verte por el Castillo! Espero que todo te vaya bien. A mí también me gustan las personas curvas. La mejor manera de ascender una montaña no es en línea recta. Jesús Lizano se da una aire a Valle-Inclán, ¿no crees? O quizás mejor a Max Estrella. También Max era una persona curva, tanto que se convertió en espiral y se desintegró…

  2. Mario N dice:

    Gran trabajo el poema me ha conmovido y me ha hecho pensar aunque sigo sin entender el porque le cambia las ultimas vocales de algunas palabras. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: